¿Cómo podemos afrontar el miedo durante la crisis del COVID-19?

El nuevo coronavirus crea, parafraseando a Sia, más de 1000 formas de miedo. Para gestionar estas emociones, necesitamos compasión y optimismo.

Los brotes como el coronavirus, el ZIKA o el SARS son una experiencia estresante para todos los afectados. Las pandemias desencadenan nuestro miedo instintivo a la muerte, que nos pone en modo de supervivencia. Como resultado, nuestra respuesta de lucha o huida bombea hormonas del estrés como la adrenalina, la norepinefrina y el cortisol a través de nuestro cuerpo. Aunque es normal sentir cierto grado de miedo en este momento, la exposición prolongada conduce al estrés crónico, que causa estragos en nuestro sistema inmunitario. También puede hacernos más vulnerables a problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares, la depresión o el abuso de sustancias.

Aunque el miedo y la ansiedad están interrelacionados, se desencadenan por acontecimientos diferentes. El miedo es una reacción emocional ante un peligro inmediato, como el COVID-19 en lugares públicos. En cambio, la ansiedad es una respuesta a una amenaza percibida, como el impacto a largo plazo que tendrá la COVID-19 en nuestras vidas. El miedo se manifiesta en síntomas físicos y suele disiparse una vez que se ha evitado el peligro, es decir, cuando estamos en casa. Sin embargo, la ansiedad se siente más como una sensación desagradable e indistinta de fatalidad inminente. Como la amenaza percibida no puede ser localizada en nuestro entorno, es mucho más difícil de controlar. El miedo puede crear ansiedad y viceversa.

Para manejar estas emociones, en Paracelsus Recovery recomendamos utilizar estas cinco técnicas de salud mental.

Cinco consejos para gestionar el miedo y la ansiedad durante la pandemia de coronavirus.

1. Observe sus patrones de pensamiento

Hasta que no sepamos qué nos depara el futuro, nuestra ansiedad seguirá creando los peores escenarios en nuestra cabeza. Al hacerlo, aumenta nuestro miedo y puede llevarnos al pánico. Los síntomas del pánico incluyen la aceleración del corazón, el aumento de la frecuencia cardíaca y la visión de túnel. Si experimentas estos síntomas, las técnicas de atención plena son una buena manera de recuperar el control de tu mente.

Por ejemplo, cuando te entre el pánico, intenta concentrarte en todo lo que te rodea y en lo que normalmente no te fijas. Cuando tu mente se fije en un objeto, recuerda un recuerdo positivo que haya ocurrido con él. Este tipo de actividades le ayudarán a conectar con la tierra y a reducir el estrés.

2. Preste atención al qué, cuándo, dónde y cómo de su consumo de noticias.

Las noticias en este momento inducen al miedo. Si ya estás luchando contra la ansiedad, limita tu consumo de noticias. Manténgase informado, pero cree una rutina con horarios fijos cada día. Recomendamos un máximo de tres: una por la mañana, otra por la tarde y otra por la noche. Desactivar las notificaciones también te proporcionará una sensación de control. Cuando nos bombardean con historias las 24 horas del día, nuestro cerebro tiene poco tiempo para adaptarse. Además, la Organización Mundial de la Salud hace hincapié en que sólo se recopile información de plataformas legítimas.

3. Adopte una perspectiva de "optimismo realista".

Cuando nos sentimos ansiosos por el futuro, podemos sentirnos impotentes y fuera de control. Para navegar por estas emociones, debemos centrarnos en lo que podemos controlar. En este momento, esto incluye nuestra reacción y nuestra perspectiva. Para gestionar nuestra reacción, debemos escuchar a los expertos y tomar las medidas necesarias.

En el caso de nuestra perspectiva, intenta adoptar una actitud positiva con una evaluación honesta. Por ejemplo, si sientes que el miedo se apodera de ti en el supermercado, recuérdate que sí, que el coronavirus puede ser grave, pero que la gran mayoría de los casos son leves. Una actitud optimista es fundamental porque cuando somos positivos, nos sentimos esperanzados y confiados. Al hacerlo, podemos afrontar la realidad de la crisis sin angustia ni fatalismo. Si necesitas inspiración, el movimiento caremonger en las redes sociales es una excelente fuente de positividad relacionada con la COVID-19.

4. Practica la compasión

Cuando somos compasivos con los demás, nos sentimos apoyados, lo que nos dará fuerza. Neuroquímicamente, esto se debe a que la amabilidad libera oxitocina en nuestro cuerpo. También conocida como la "hormona del amor", se ha demostrado que la oxitocina reduce la presión arterial, modifica nuestro ritmo cardíaco y aumenta los niveles de felicidad.

Para mostrar compasión, asegúrate de tender la mano a quienes sabes que se están autoaislando solos. Además, demuestre activamente su amabilidad, por ejemplo, diciendo a las personas qué rasgos tienen que le gustan de ellas. Sin embargo, no olvides practicar también la autocompasión. Esto significa ser amable contigo mismo y darte los mismos consejos que le darías a un ser querido. Además, encuentra tiempo cada día para realizar actividades que te aporten alegría.

5. Ten en cuenta el abuso de sustancias.

El abuso de sustancias puede producirse cuando nos sentimos incapaces de afrontar sentimientos dolorosos o experiencias traumáticas. No sólo el miedo y la ansiedad son sentimientos incómodos, sino que la pandemia de coronavirus ha creado algunas circunstancias difíciles. Por ejemplo, la pérdida financiera es una experiencia generalizada y dolorosa que puede conducir a problemas de salud mental como la depresión. A su vez, el abuso de sustancias puede surgir como medio para afrontar la depresión. Si te encuentras recurriendo más a las sustancias para gestionar las consecuencias COVID-19, ponte límites. Por ejemplo, si normalmente sólo tomas una copa los viernes, mantén esta rutina. Sin embargo, si te ves incapaz de controlar tu consumo de sustancias, busca ayuda profesional.

Para terminar, recuerde que la adversidad siempre atrae al cambio. Albert Einstein dijo una vez que "el mundo tal y como lo hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No se puede cambiar sin cambiar nuestro pensamiento". El coronavirus nos ha dado una forma totalmente nueva de pensar sobre nuestra interdependencia, nuestras vidas y nuestros valores. Hay pocas cosas que los seres humanos teman más que el cambio, pero también hay pocas cosas que agradezcamos más una vez que salimos del otro lado. No estamos solos en nuestros actuales sentimientos de miedo. Tengan en cuenta que, como mínimo, saldremos de esta pandemia más resistentes, conscientes y agradecidos entre nosotros de lo que hemos estado en mucho tiempo.

References

Angier, N. (2009). “The Biology Behind the Milk of Human Kindness.” The New York Times. 16 April. Retrieved from:

https://www.nytimes.com/2009/11/24/science/24angier.html.

Dhabhar, F.S. (2009). A hassle a day may keep the pathogens away: the fight-or-flight stress response and the augmentation of immune function. Integrative and Comparative Biology. 49:3. Pp. 215–236. Doi: https://doi.org/10.1093/icb/icp045.

Gerken, T. (2020). Coronavirus: Kind Canadians Start ‘caremonering’ trend. BBC News. 14 April. Retrieved from: https://www.bbc.com/news/world-us-canada-51915723.

Henely, J. (2020). “Coronavirus: nine reasons to be reassured.” The Guardian. 14 April. Retrieved from: https://www.theguardian.com/world/2020/mar/07/coronavirus-reasons-to-be-reassured.

Mckeever, A. (2020). “Coronavirus is spreading panic. Here’s the science behind why.” National Geographic. 14 April. Retrieved from: https://www.nationalgeographic.com/history/reference/modern-history/why-we-evolved-to-feel-panic-anxiety/.

Paracelsus Recovery. (2020). The World’s Most Exclusive and Discrete Treatment Center — in Switzerland. 14 April. Retrieved from: https://www.paracelsus-recovery.com/.

Paracelsus Recovery (2020). Biochemical Restoration Through Functional Medicine. 16 April. Retrieved from: https://www.paracelsus-recovery.com/services/in-patient-treatment-program/bio-chemical-restoration/.

Paracelsus Recovery (2020). What is Harm Reduction? Paracelsus Recovery Blog. 16 April. Retrieved from: https://www.paracelsus-recovery.com/en/blog/what-is-harm-reduction/.

Paracelsus Recovery (2020). Private Treatment for Generalised Anxiety Disorder (GAD). 16 April. Retrieved from: https://www.paracelsus-recovery.com/generalised-anxiety-disorder-gad-treatment/.

Petersson, M. (2002). Cardiovascular effects of oxytocin. Prog Brain Res. 139. Pp. 281–288. Doi: 10.1016/s0079–6123(02)39024–1.

World Health Organization. (2020). Mental health and psychosocial considerations during the COVID-19 outbreak. 14 April. WHO. Retrieved from: https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/mental-health-considerations.pdf.

Este artículo se publicó en inglés 2020-04-20 11:22:28 y se traduce en Español en 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

The newest posts

Our private articles and press releases